Debes contar con un tensiómetro en casa!

Poder medir la Tensión Arterial de manera eficaz y sencilla es de gran importancia a la hora de cuidar tu salud. Por eso hablaremos aquí de los tensiómetros.

Podrás leer todo lo referente a este tema de manera que cuentes con toda la información que te permita actuar y cuidar tu propia salud y la de los tuyos.

También te recomendamos los mejores tensiómetros 2020 para que tomes la opción mas conveniente para tí sin demorarla más.

Comencemos…

¿Para qué sirven los tensiómetros?

Mediante los tensiómetros puedes conocer tu presión sanguínea, es decir la presión a la que están sometidas tus arterias. Esta presión o tensión sanguínea (TA) depende tanto del volumen de sangre expulsada por el ventrículo izquierdo del corazón en un minuto, como de la resistencia sistémica del sistema circulatorio. 

Cuando el corazón se contrae, la sangre es expulsada al sistema circulatorio. En ese momento las paredes de las arterias sufren una tensión denominada tensión arterial sistólica o TAS

Una vez que el corazón se relaja, la presión sobre las arterias es mínima. A ésta se denomina tensión arterial diastólica TAD. 

Es así que se obtiene dos valores de tensión arterial. 

Tensiómetro
Tensiómetro digital

Accede a los mejores tensiómetros del mercado sin demora:

El más vendido! SmartCon lector de voz
Para niñosPara ExpertosIncluye Bluetooth y Afib

¿Cuáles son los valores de presión arterial que se consideran normales? 

En general se considera como normal una presión arterial sistólica de 120 mmhg y una tensión arterial diastólica de 80 mmhg

En niños los valores normales varían según la edad

80/45 mmHg en lactantes, 

pasando por 100/60 mmHg sobre los 6 años 

110/70 mmHg en la preadolescencia. 

En ancianos existe una ligera subida en las cifras de TA debido a una pérdida fisiológica de la elasticidad de las arterias, por lo que la TAS puede rondar los 130 mmHg.

La OMS considera que la tensión arterial es elevada cuando la sistólica supera los 140 mmHg y la diastólica 90 mmHg

¿Es peligroso tener la presión o tensión arterial  elevada?

Cuando la tensión arterial es elevada  es mayor el esfuerzo que tiene que realizar el corazón para bombear. Además del corazón, cerebro y riñones también se encuentran en riesgo de verse dañados.

¿Qué síntomas acompañan una presión alta?

Una tensión arterial elevada puede estar acompañada de dolor de cabeza, hemorragia nasal, palpitaciones, disnea, dolor en el pecho o vértigo. 

Sin embargo muchas veces, no presenta síntomas, llevando a consecuencias de extrema gravedad como infarto, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal.

¿Cómo puedes prevenir una tensión arterial alta?

La primera medida de prevención es que estés informado. 

Conocer tus valores de TA es de fundamental importancia. Es importante que te tomes la TA y conozcas qué valores son normales o basales; conociendo esto puedes saber si los mismos aumentaron o disminuyeron y considerarlos como un signo que te indica que está pasando algo. 

Ampliando esto puede decirse que si por ejemplo tienes normalmente valores de TA bajos, una subida de presión puede darse con valores que en otras personas son considerados como normales.

Es importante que los conozcas y luego saber cómo actuar.

Cambiar conductas de riesgo, como la alimentación, el tabaco y el stress son factores importantes a la hora de prevenir este problema. 

Siempre es importante que consultes al médico y lleves una vida sana que incluya alimentación saludable y ejercicio físico. 

En muchas personas es necesario además la prescripción médica de fármacos que regulen la TA,

Factores que elevan la tensión arterialFactores que disminuyen la tensión arterial
Consumo de salIngesta saludable basada en frutas y verduras
Consumo de grasas saturadasEjercicio físico al menos 30 minutos diarios
TabacoPeso corporal no elevado
AlcoholVida Social
EstrésMeditación

En la actualidad hay más niños y adolescentes obesos, por lo que la TA también ha aumentado en estas edades. Es importante acudir a un pediatra para que recomiende medidas a tomar en estos casos.

¿Qué tipos de tensiómetros existen? ¿Cómo se usan?

Existen dos tipos de tensiómetros fundamentales que se diferencian en su manera de funcionamiento.

1) Tensiómetro analógico: es el más común. Consta de un brazalete o almohadilla que se coloca rodeando el brazo o la muñeca. A través de una pera se aumenta la presión de forma manual y un lector de la presión obtenida nos permite conocer los valores. 

Se utiliza junto a un estetoscopio que se coloca sobre la arteria humeral, debajo del brazalete. Para esta medición se utilizan ambas manos. Con una se bombea aire y se va disminuyendo la presión al tiempo que se vigila el valor y los sonidos cardíacos.

Una vez que se aumentó la presión por encima del valor supuesto máximo, se disminuye de forma gradual hasta que comienzan a oírse los latidos. Se anota ese valor que corresponde a la TAS (sistólica).. 

La tensión del manguito se disminuye gradualmente hasta que los latidos no puedan oírse. Se anota el valor de ese momento que corresponde a la TAD (diastólica)..

2) Tensiómetro digital: Por su facilidad de uso y precisión es el mayormente utilizado. Solo requiere colocarlo en el brazo y pulsar un botón. Luego simplemente se leen ambos valores en la pantalla digital.

¿Que precauciones debes considerar a la hora de utilizar un tensiómetro?

No conviene que midas la TA luego de una ducha, de realizar ejercicio o haber fumado. Estas cosas pueden alterar las mediciones y darte valores erróneos. Otra consideración importante es que no deberás utilizar un brazo que haya sufrido una cirugía, tenga heridas o úlceras. 

Visita también las siguientes categorías:

TermómetrosOxímetros
Termómetro digital de punta flexibleOxímetro