Nebulizadores para respirar mejor!

La rinitis, las alergias de primavera y verano, el asma, un medicamento que debe llegar a los pulmones de manera directa, una enfermedad crónica son buenas razones para contar con un nebulizador en nuesta casa.

En esta página te recomendamos los mejores nebulizadores 2020 y la información que necesitas para poder elegir bien y comprar lo mejor para ti y tu familia.

Comencemos…

¿Qué son los nebulizadores?

Los nebulizadores son dispositivos de uso personal que permiten la administración de medicación durante la inhalación, de modo que esta alcance directamente las vías respiratorias.

Deben utilizarse bajo prescripción médica.

Nebulizadores
Accesorio para el autocuidado – Nebulizador

Básicamente la persona utiliza una mascarilla o boquilla y por ésta respira el medicamento en forma de aerosol. 

Los nebulizadores poseen tres componentes: 

  • La mascarilla o la boquilla de nebulización
  • El Kit Nebulizador: se refiere a la cámara en donde se coloca el agua junto con el medicamento o la solución hipertónica recetadas
  • El mecanismo de compresor, encargado del cambio de fase de la solución líquida a gaseosa. 

Los mejores nebulizadores 2020

El mas baratoDestacado Infección,
alergia y asma
Para viajes
Carga USB
El más vendidoMayor
diversión

¿Qué tipos de nebulizadores existen?

Existen tres tipos básicos de nebulizadores según utilicen el compresor que convierte el líquido en aerosol.

1. Nebulizador con compresor o tipo Jet:

Este nebulizador económico, utiliza aire comprimido para general el aerosol. Suele ser ruidoso.

Puede utilizarse con diversas medicaciones indicadas por el médica tales como broncodilatadores, antibióticos o antiinflamatorios tanto para vías aéreas inferiores como superiores.

2. Nebulizador ultrasónico:

Tiene la ventaja de ser menos ruidoso y más eficiente y pequeño Funciona por medio de ultrasonido: éste puede alterar las moléculas del medicamento por lo que se recomiendan principalmente para la hidratación de las vías respiratorias superiores. Este sistema genera una vibración que afecta a la solución medicamentosa y que por un flujo de aire es arrastrada hacia el paciente. El aerosol debe atravesar una manguera corrugada que es más difícil de limpiar, pudiendo acumular hongos en su interior. Permiten nebulizar mayores cantidades de aerosol en menos tiempo en comparación con los Nebulizadores de Compresión

3. Nebulizador de malla:

Son muy poco ruidosos y su tamaño es menor

El líquido es aerolizado a través de una malla que vibra a alta frecuencia, de manera rápida y efectiva. Requieren una limpieza frecuente de la malla por la que pasó el líquido. Otra ventaja es que funcionan con batería, lo cual permite independizarse de una fuente de energía eléctrica de manera continua.

Ademàs de nebulizar suero hipertónico también nebuliza medicamentos tales como broncodilatadores, antiinflamatorios y antibióticos.

Suele recomendarse para tratamientos prolongados.

¿Cuándo se prescribe un nebulizador?

Los nebulizadores son prescritos por un médico ante las siguientes enfermedades respiratorias: bronquiectasias, bronquitis, bronquiolitis, asma, EPOC; fibrosis quística bronquiectasias, bronquitis o bronquiolitis 

Permiten la administración bajo receta de corticoides, broncodilatadores, antibióticos, antiinflamatorios y suero hipertónico

¿Cómo se utiliza un nebulizador?

Los nebulizadores son recomendados en cualquier edad y etapa de la vida por su sencillez y seguridad en el uso. Igualmente deben manejarse con recaudos tales como la higiene personal y del aparato, siguiendo las instrucciones del médico y del fabricante. Describiremos las tres etapas principales a tener en cuenta  para que la administración del medicamento logre mejorar la calidad de vida de la persona que lo utiliza. 

Es conveniente que la primera vez se haga bajo la mirada de un profesional de la medicina.  

–  Armado del Equipo y  Preparación de medicamento:

Esta etapa debe realizarse preferiblemente en un momento que sea adecuado para el paciente y previo a la administración.

Es necesario un dedicado lavado de manos ya que cualquier bacteria o virus llegaría de manera directa a las vías respiratorias.

Seguir las instrucciones de manera precisa al preparar el líquido a administrar. Cualquier duda deberá ser resuelta para que la seguridad de la administración esté favorecida. Se recomiendo utilizar una jeringa para que la cantidad de medicamento sea la indicada y que el solvente utilizado en la solución sea solución fisiológica.

   –  Nebulización

Para realizar la nebulazación propiamente dicha, lo primero es elegir un lugar que resulte cómodo y tranquilo. Es importante dedicarse ese tiempo que dependerá de la dosis a administrar y del aparato que se utilice. Una vez que esté todo listo, hay que ajustar de manera correcta la mascarilla o boquilla al rostro y conviene inhalar y exhalar por la boca.

Cuando finalice la administración hay que enjuagarse la boca y lavarse la cara en la zona de la mascarilla, para que no queden restos de la medicación en la piel.

Limpieza de los Nebulizadores

Para esto conviene seguir las instrucciones del fabricante y hacerlo una vez finalizada la administración.

Generalmente la limpieza requiere desmontar las piezas y lavarlas con agua tibia y jabón neutro para luego proceder a enjuagarlas con agua corriente y dejarlas secar todo perfectamente al aire.

Para lavar el compresor y el tubo se recomienda utilizar un paño humedecido en agua. En pacientes inmunodeprimidos o con riesgo de infecciones conviene reemplazar el kit con mayor frecuencia. Siempre es conveniente consultar al médico responsable sobre los tiempos adecuados.

En caso de utilizar un Nebulizador de malla no se recomienda lavar el filtro, sino que debe reemplazarse según lo recomendado por el fabricante.

Por último guardar las piezas desarmadas.

¿Cómo utilizar un nebulizador con bebés y niños?

En bebés es conveniente utilizar mascarillas que le cubran tanto la nariz como la boca. Por supuesto, hay que evitar siempre que le cubran los ojos.

Se aconseja tomar al bebé en brazos y administrar el medicamento en el tiempo indicado. Para entretenerlo es útil hablarle o cantarle y tener un juguete a la mano. En caso de que llore, no hace falta interrumpir el tratamiento ya que la respiración es mantenida por la boca. Igualmente hay que estar atento y controlar que se encuentre bien.

Una vez finalizada la administración del medicamento conviene ofrecerle líquido (leche o agua) para enjuagar su boca y limpiar su cara con una toalla húmeda.

En niños de hasta 5 años también se suele recomendar el uso de mascarilla ya que la respiración puede hacerse por la nariz, y mantener las mismas precauciones al finalizar.

En niños de más de cinco años se aconseja el uso de boquilla. Conviene siempre consultar al médico por recomendaciones y asesoramiento. 

Visita las siguientes categorías:

Mascarillas N95Silla de RuedasTermómetro digital de punta flexible
MascarillasSillas de RuedasTermómetros