¿Porqué comprar una silla de ruedas?

Siempre que se pueda, la autonomía e independencia son factores de gran importancia a la hora de decidir adquirir una silla de ruedas. 

En la actualidad existen una gran variedad de artefactos o productos de apoyo que posibilitan una mejor calidad de vida e independencia a personas con alguna dificultad motora o funcional  sea permanente o no.

¿Cómo elegir una silla de ruedas?

En primer lugar, es importante contar con el  asesoramiento de un profesional de la medicina,  ya que conocerá a fondo las necesidades adecuadas a cada paciente

Al mismo tiempo, la persona interesada deberá participar de manera activa en la elección de la silla, ya que es ella mejor que nadie quien conoce su cuerpo, las expectativas y sus propios gustos, el entorno en que reside y para qué actividades las requiere.

Las posibilidades económicas son otro aspecto a evaluar pero es importante considerar que se está adquiriendo un producto que debe resultar cómodo, seguro y muchas veces con una duración de largo plazo.

Desde esta página queremos ofrecerte la información necesaria para que puedas decidir qué silla de ruedas se adapta más a ti y así puedas decidir cuál silla de ruedas comprar:

¿Qué tener en cuenta en la elección de una silla de ruedas?

Cada modelo de silla de ruedas ofrece unas características particulares que pueden adaptarse o no a tus necesidades. Algunas consideraciones generales a la hora de elegir una silla son las siguientes: 

  • ¿necesito que el apoyabrazos y los reposapiés sean rebatibles? Esta es un punto importante a considerar ya que facilitan el acceso a la silla.
  • ¿Qué tamaño de la silla de ruedas me conviene? Hay que saber qué tamaño es el adecuado para el usuario de la silla.
  • Medidas de la silla de ruedas. Conviene que la silla sea unos 10 cm más angosta que las puertas por las que deberá pasar. Hay que considerar además de la vivienda propia aquellas que puedan visitarse (familiares, hoteles, centros de salud por ejemplo) así como el ascensor y vehículos.
  • ¿Es la silla de ruedas plegable? Es importante cuando necesitamos trasladar a la silla por ejemplo en un coche privado o taxi. 

Otras variables a considerar a la hora de elegir una silla de ruedas:

Estabilidad de la silla

Cojines que puedan adicionarse

Si es lavable o no

Si ofrece repuestos y garantías

Si posee apoyacabezas o cinturones

SI es basculante, lo que permite cambiar el centro de masa y así evitar presiones constantes en una sola parte del cuerpo.

Si es eléctrica qué batería utiliza, la autonomía, el peso, si es fácil de reparar

Si es plegable

¿Qué tipos de sillas de ruedas existen en el mercado?

Básicamente existen dos tipos de sillas de ruedas: las sillas de ruedas manuales y las sillas de ruedas eléctricas.

A su vez dentro de las sillas manuales existen otros dos modelos principales: autopropulsadas y no autopropulsadas.  

Silla de Ruedas Manual Autopropulsada
Silla de Ruedas Manual Autopropulsada
Silla de Ruedas Manual no Autopropulsada
Silla de Ruedas Manual No Autopropulsada

Y dentro de las sillas de ruedas eléctricas nuevamente dos: las eléctricas, propiamente dichas y los scooters.

Silla de Ruedas Eléctrica
Silla de Ruedas Eléctrica
Scooter
Silla de Ruedas Eléctrica Tipo Scooter

Además de éstas, existen sillas de ruedas especiales con alguna función especial, destinadas a niños o bien a personas que realizan actividades deportivas.

Hay otras posibilidades para quienes ya poseen una silla de ruedas manual y quieren modernizarla. Se trata de un motor especial para silla de ruedas. Este mecanismo supone un avance en la independencia de una silla de ruedas manual para ocasiones puntuales. 

El motor se acopla a cualquier silla manual y con un accionamiento eléctrico la hace desplazarse.

Una posibilidad de traslado también se encuentra en sillas de ruedas adaptadas, las que pueden ser propulsadas con pies o bien con las manos. Poseen diferente formas a las que estamos habituados a ver ya que son más estables al tener tres o cuatro ruedas. Y por último queremos incluir un producto acoplable denominado Handbike. El mismo se  acopla a la silla de ruedas manual y permite contar con una silla de ruedas propulsada. Existen varios modelos tanto  eléctricos como híbridos.

Handbike
Handbike

¿Qué medidas debe tener una silla de ruedas?

A continuación detallaremos las medidas que se recomiendan en cada parte de la silla:

1. Asiento:

– Hay que medir el ancho de la cadera y el largo del muslo. Conocer estas medidas corporales es de suma importancia para saber la medida de asiento más conveniente.

– El asiento debe ser algo más ancho que las caderas de la persona, se aconseja entre 2 a 4 cm más. Por otra parte el borde delantero del asiento debe quedar a una distancia de entre 3 a 5 cm de la parte posterior de la rodilla. 

– Una inclinación del asiento de 1 a 4º hacia atrás, evita que la persona se deslice hacia adelante.

– En ocasiones será necesario un cojín especial y adaptado para conseguir una postura correcta.

2. Respaldo

– la elección del respaldo depende del control que la persona tenga sobre su tronco. En general es mejor un respaldo rígido que uno flexible.

– Si el control de tronco es bueno, se aconseja que el respaldo quede unos 3 cm por debajo del omóplato, la idea es que no interfiera con el movimiento del brazo cuando la persona necesite autopropulsarse. 

– La inclinación del respaldo respecto al asiento deberá ubicarse entre los 100-110º. es decir un poco reclinado hacia atrás.

– Cuando el control de tronco esté limitado, el respaldo deberá ser más alto, se aconseja que llegue a la altura del hombro. También se aconseja que esté inclinado hacia atrás para ayudar a mantener el equilibrio.

3. Reposapiés:

–  Los apoyapies deben ubicarse a una distancia del suelo de por lo menos 5 cm y un máximo de 13 cm. 

– Las caderas y rodillas deben de estar correctamente alineadas y formar un ángulo de 90º. Los muslos deben estar apoyados, pero sin demasiada presión que dificulte la circulación.

– Si los reposapiés están demasiado altos, los muslos no se apoyarán en el asiento y habrá demasiada presión sobre los glúteos. Si los reposapiés están demasiado bajos, la persona se deslizará hacia adelante en el asiento.

– También tenemos que evitar que el pie se deslice o mueva en el propio reposapiés.

4. Reposabrazos:

Lo ideal es que se adapten a cada persona tomando diferentes posiciones y alturas. -. Se recomienda que el reposabrazos no obligue a desarticular el hombro.

Visita las siguientes categorías:

Alforja Silla de RuedasColchón Antiescaras
Accesorios para Sillas de RuedasColchones y Cojines Antiescaras